Una investigación de las Universidades de Córdoba y la Universidad Tecnológica de Bialystok (Polonia) demuestra la relación entre la latitud del lugar donde se habita y la percepción de las condiciones climáticas óptimas

Cuántas veces, en una oficina, en la consulta del médico o en una sala de teatro o de cine, por ejemplo, se observa que la sensación térmica o la percepción de humedad es muy diferente de unas personas a otras. Estas situaciones tan habituales, de estar en un mismo espacio y condiciones semejantes y no sentirse igual, es lo que ha inspirado a un grupo de investigación de la Universidad de Córdoba para indagar sobre sus causas y encontrar que existe una relación entre la latitud de la localidad donde nos situamos y las condiciones de confort, relación que puede ponerse de forma matemática.

A simple vista, las grandes estatuas romanas que llenan las calles de roma, los museos arqueológicos de media Europa y siguen apareciendo en los yacimientos arqueológicos del territorio que ocupó el antiguo Imperio son de un blanco casi inmaculado.

La Universidad de Córdoba ha logrado ser una de las 50 instituciones científicas beneficiadas este año por las ayudas de investigación de la Fundación Ramón Areces, a las que concurrían más de 600 propuestas.

Hace dos años, la Academia de Ciencias Americana hacía saltar las alarmas.

Cada español consume en casa casi 8 kilos de queso al año.

Desde que Prometeo modeló a los hombres a partir de un poco de barro después de su enésima bronca con Zeus y el doctor Frankenstein –el moderno Prometeo como lo llamó su autora Mary Shelley- trató de imitarlo intentando devolver la vida a un cadáver a base de corrientes eléctricas, la ficción no ha cesado en su intento de presentar relatos más o menos verosímiles en los que el ser humano consigue por fin dominar la vida.

Página 27 de 36